El Ágora Político: PRO - La vuelta de los deportes

Justiniano Posse 02 de noviembre de 2020 Por Gonzalo Vegas y Juan Mondino.
Ágora Político del 31 de Octubre: La vuelta del deporte bajo protocolo. Espacio político del Partido PRO.
AGORA pro
Columna del Ágora del PRO.

No cabe duda de que el fútbol, erige una parte muy importante en nuestra cultura, de nuestra idiosincrasia como Argentinos y Possenses.

Esperar el domingo, iniciar el ritual, el encuentro con amigos, los canticos, el chori, los trapos, las manos agitándose en el aire.

Pasión de multitudes si las hay.

Sudor y dientes apretados, gargantas a punto de reventar.

Los lunes, ya no son lunes sin la chicana futbolera a nuestros compañeros del equipo rival.

La frase de Bukowski “Dante, colega, el Infierno está aquí, ahora, ojalá lo vieras”. Viene a mi imaginario colectivo al vislumbrar a una Argentina sin fútbol. ¿Cómo concebirlo?

Pero como decía aquella famosa publicidad de cerveza realizada para el Mundial de Fútbol de 2002, en Corea-Japón. “Eran otros tiempos, era otra la historia”.

Dieciocho años después de aquella canción, estamos en medio de una pandemia, en otra “nueva normalidad” y en una de las cuarentenas más largas del mundo.

El fútbol parcialmente, y con pasos de bebé, está intentando volver, así como otras tantas actividades físicas.

Vayamos a las preguntas que nos debemos hacer; ¿Es posible un regreso del fútbol, y demás deportes en medio de una crisis sanitaria? ¿Sería apropiado que los organismos pertinentes habiliten a las instituciones deportivas a reanudar sus actividades bajo protocolos?

Eso nos lleva a analizar los acontecimientos de cuyos países hicieron un manejo increíblemente excepcional de la pandemia, como lo es el caso de Alemania, quien a la postre, y bajo estricto protocolo a mediados de mayo de 2020 retomó sus actividades futbolísticas.

¿Cuáles fueron esos protocolos?

Todos, y cada uno de los jugadores se sometieron al test de Covid-19 una vez por semana.

Desinfección de las instalaciones posterior a los entrenamientos. Cabina Sanitizante, para ayudar a la desinfección de lugares con flujo de personas.

Contar con un oficial de higiene, atento a que se cumpla con el protocolo en todas las zonas del recinto.

Las acciones sanitarias descriptas fueron adoptadas por clubes argentinos en el regreso de la primera división, Talleres de Córdoba fue uno de ellos.

El 17 de octubre, siendo las 19:00 hs, nada me causó más que anhelos, al ver a niños que corrían por las plazas, el centro desbordante de seres humanos, y un sol que acusaba 35° en el termómetro.

Logré contabilizar a 63 individuos sociabilizando en un espacio de 25 metros longitudinales x 3 metros de anchura.

La interrogante, despunta cuando no logro comprender como 60 personas sin barbijo pueden coexistir sin rotura de protocolos sanitarios aparentes, pero si, se logra poner en duda la sanitariedad de 10 personas en una cancha de fútbol 5 permaneciendo en un perímetro mucho más grande que el primeramente mencionado. Sin contar a aquellas 22 personas que corren detrás de una pelota en un rectángulo de 120 mts. de distancia.

Las autoridades, tienen la potestad, pero no siempre la congruencia. Fué cuando entonces, decidimos ponernos en comunicación con diferentes profesionales para que nos compartieran sus puntos de vista.

En dialogo con el psicólogo clínico, y autor del reciente libro “El nuevo genocidio” Ezequiel Baigorria, consultamos sobre el impacto del cese de actividades físicas en las personas, y nos comunicó que en esta eterna cuarentena, fueron notables los casos de personas que manifestaron un incremento en el trastorno del sueño, cronificación de depresiones, aumento de las distímias (tristeza que todavía no llega a ser una depresión), cuadros de estrés agudos, sentimientos intensos de soledad e incomunicación, entre otras afecciones de salud mental.

Por otra parte, en Justiniano Posse, Cecilia Carpio, estimuladora temprana, y profesional de crianza positiva; nos manifestó lo siguiente: “La falta de actividad física es un factor clave en el desarrollo de los niños, tales como el crecimiento físico, social, emocional e intelectual. Esa falta, es notoria en el rendimiento escolar, en la concentración, y si hablamos del plano emocional, nos encontramos con trastornos del estado de ánimo, disminución del autoestima, mayor timidez, e incrementos de los niveles de estrés”.

Sebastian Vegas, profesional de la salud física en Córdoba declaró que “la actividad física, en todas sus formas es un ingrediente esencial en la salud física, mental y emocional de las personas. Al ejercitarnos, se elevan nuestras endorfinas, quienes predisponen a que  emocionalmente estemos mejor, desde el punto de vista físico, contribuye a que se incrementen nuestras defensas, y así poder atacar a los virus invasores con mayor eficacia”.

Según la (SAN) Sociedad Argentina de Nutrición reveló que 6 de cada 10 argentinos aumentaron su peso. Esto, en una población donde más del 60% ya sufría de sobrepeso. Y un informe publicado por la Facultad de Psicología de la (UBA) manifestó que más de la mitad de la población no realiza actividades que se consideran saludables desde que comenzó la cuarentena.

Los seres humanos no toleramos el malestar psicológico, y tendemos a apoyarnos en la interacción social. Al disminuir los encuentros relacionales, crecen las situaciones no saludables.

Si tenemos un pueblo deprimido, desmotivado y ansioso, estamos frente a un problema no solo humanitario, sino social y económico.

Es verdad que bajo protocolos, en nuestra comunidad, muchos centros de actividad física reabrieron sus puertas. También es una realidad que muchas actividades económicas volvieron a su cauce, por lo que a veces, al grueso de los trabajadores se les imposibilita acceder a uno de estos centros por una cuestión de horarios, (sin nombrar la parte económica)

¿Es esto un impedimento como para que un ser humano realice una actividad física?

Rotundamente NO, la cuestión es que si dispusiera salir a caminar terminada su jornada laboral pasada las 20:00 hs, estaría incumpliendo la cuarentena, y eso lo llevaría a estar en discordia con las autoridades.

Desde este espacio, consideramos menester la apertura bajo estrictos protocolos sanitarios la apertura de todas y cada una de las actividades físicas, a fines de garantizar la salud, física, y mental de cada uno de los individuos que habitan esta comunidad, por el bienestar general, y en definitiva por una mejor calidad de vida.

Te puede interesar