Desacuerdo del obispado de Villa María

Villa María 15 de octubre de 2020 Por Francisco Bianchi
El obispo Samuel Jofré, de Villa María, firmó un documento en el que hace pública su postura ante las restricciones que persisten sobre las actividades religiosas en algunos departamentos de la provincia. Además pidió por auxilio religioso de familiares.
obispo

En la jornada de ayer, conjuntamente con la reapertura del templo católico local, se emitió un comunicado desde Villa María que cobra valor en Justiniano Posse por depender de esa diócesis. En la misma, el firmante Jofré comunica su preocupación y desacuerdo por lo establecido por autoridades provinciales.

Apertura del templo hasta las 20:00

"Los valores espirituales y trascendentes de la persona forman parte del entramado más profundo de la vida de nuestro pueblo y se expresan en creencias, prácticas de culto y ritos sagrados de los distintos credos. Para la mayoría de los argentinos, su estado emocional depende también de su relación personal y comunitaria con Dios. La práctica de la fe no es una “actividad esencial”, sino una necesidad vital" afirma el documento.

Relacionado con lo que son las restricciones en sí, Jofré asume estar en "desacuerdo con las presentes prohibiciones y pido se restituya cuanto antes la libertad religiosa conculcada. No parece se haya evaluado adecuadamente el culto religioso como peligro de contagios. Los creyentes decimos 'sí a las medidas sanitarias, no a la pérdida de libertades públicas'. No solicitamos ningún privilegio ni nada que ponga en riesgo la salud de nuestra gente, sino sólo que no se nos impida, bajo los correspondientes protocolos sanitarios ya aprobados, poder reunirnos en nuestros templos para la oración, para honrar al Dios de la vida e interceder por el bien de todos, inspirándonos para asumir mejor el compromiso de cuidarnos los unos a los otros, especialmente a los más frágiles".

En el mismo documento le pidió a los familiares que asistan con el auxilio religioso ya que ha sido reconocido en el artículo  27 del último decreto presidencial.

"El rezo del Santo Rosario se ha mostrado eficacísimo, en tantas circunstancias de nuestra historia, para alcanzar misericordia y obtener de Dios las gracias imploradas. No dejemos de rezarlo personalmente y en familia" cierra el documento.

Te puede interesar