Segundo lugar en poesía para José Luis Alarcón

Justiniano Posse 21 de septiembre de 2020 Por Francisco Bianchi
El trabajo que llevó adelante José Luis Alarcón en este tiempo de cuarentena lo llevó a ser convocado en un encuentro virtual con artistas de diferentes países y a elaborar el libro “Gracias vida”, que está pronto a publicarse.

En este caso, la novedad llegó directamente desde el Concurso Literario Internacional “Juan Pedro López”, en su sexta edición. Este concurso reunió trabajos de escritores de 16 países, como lo son Uruguay, Argentina, Brasil, Perú, México, Cuba, Chile, Nicaragua, Ecuador, Colombia, Venezuela, Canadá, Alemania, España, E.E.U.U e Italia.
Argentina estuvo representado, entre otros nombres, por el possense José Luis Alarcón  que terminó siendo reconocido por un jurado compuesto de tres personas (Delia Fernandez, Gerardo Molina y Sandra Blanco en poesía).

El fallo del jurado dejó en el segundo premio a José Luis Alarcón con su obra “El regreso” bajo el seudónimo “el juglar”.

Los otros dos nombres que compartieron el reconocimiento con el escritor de nuestra localidad son el colombiano Francisco Javier López Naranjo con su obra “La cima del quebranto”, y el uruguayo Francisco Rodríguez Correa con su poesía “Paredes viejas”.

El representante possense recibió la noticia desde Uruguay en nombre de la escritora Yanni Mara Tugores Tajada directora y fundadora Esquina Cultural La Paz (Canelones, Uruguay).

Otro reconocimiento en plena cuarentena para el escritor local.

La obra premiada "El regreso" de José Luis Alarcón:

Lo observa con tristeza el viejo árbol
que está a la vera del hogar paterno
cual preguntándole ¿porque has tardado?
no sabes cuanto te ha echado de menos.
Él salía a esperarte cada día
miraba el camino hacia lo lejos,
a veces bajo mi sombra lo oía
que al cielo imploraba tu regreso.
Vieras como soñaba ese instante
como imaginaba ese encuentro
te quería abrazar, hablar contigo
o tan solo decir, hijo te quiero.
Deseaba verte llegar, con toda el alma
y más aún cuando se supo enfermo,
pero a ti te ganaron las distancias
el caminar tras de nuevos senderos.
Quizás tu juventud eso soñaba
y olvidaste tu campo y sus recuerdos.
Hoy cansado de andar a la deriva
desandas el camino polvoriento
buscando el brazo que guió tu mano
cuando eras aquel niño pequeño.
Sabes que cuando él estaba solo
yo era su amigo fiel, su compañero.
Él me contaba aquello que sentía
Y todo lo que le iba sucediendo.
Se apoyaba en mi tronco, sonreía
y me hablaba de ti lleno de sueños
cuando vuelva decía ilusionado
será todo distinto ¡si más bueno!
A esta casa tan oscura, tan fría
retornará el calor de aquellos tiempos.
No sabes con que orgullo te nombraba
y como deseaba tu regreso
Hoy lo has hecho y que pena más grande
da saber que no has llegado a tiempo,
que no podrá brindarte aquel abrazo
y compartir contigo este momento
Lo observa con tristeza el viejo árbol
Y está diciéndole, tu padre ha muerto.

Te puede interesar