Ágora Político: Columna de la UCR - Vuelta de clases presenciales

ÁGORA POLÍTICO 15 de agosto de 2020 Por Francisco Bianchi
Tema de la columna: Vuelta de clases presenciales. [Publicado en la edición impresa del día sábado 15 de Agosto].
AGORA pro

"PERMITIR DECIDIR A LOS PADRES"
Por Leonardo Mondino

Con motivo de la reapertura de clases presenciales en las provincias de San Juan y Formosa desde Pro J. Posse expondremos la postura de nuestro espacio en cuanto a la apertura de escuelas.

Siempre tenemos como principio rector a la libertad como base de nuestras ideas, leyes y principios. Libertad para que las personas puedan decidir qué hacer con su vida, su cuerpo, su trabajo, su propiedad y de esa manera poder concretar su proyecto de vida, si también es compatible con el proyecto de las demás personas. O sea, que no restrinja las libertades de los demás, sus vidas, sus saludes, los frutos de sus esfuerzos, sus propiedades. Y creemos que las personas en busca de su felicidad pueden mejorar así, a la sociedad. Con esta introducción, pensamos que la familia de los niños y adolescentes deberían ser los encargados de decidir si pueden asistir a clases o no.  No lo debe decidir un gobierno provincial o municipal menos en el contexto actual de circulación de un nuevo virus. Los gobiernos provinciales no pueden tener en cuenta todas las variables que afectan a cada niño y su familia. Por ejemplo, edad de los padres, salud de ellos y sus hijos, número de contagios en el pueblo, entre otras tantas variables. Son los adultos quienes deberán poner en la balanza el riesgo y el beneficio de que sus hijos asistan presencialmente a clase. Lo mismo ocurre con el personal docente y de maestranza, son ellos los que deben analizar asistir a la escuela o evitarla.

La idea de permitir a los padres decidir sobre la enseñanza de sus hijos entra en disonancia con la actual estructura de las organizaciones estatales  A saber, si la familia decidiera no enviar a sus hijos a clase y educar en casa con los contenidos que a la familia le parezca, el estado nacional no permitirá que esos niños puedan asistir en el futuro a educación superior. Esto es así porque no cumplirían con la currícula obligatoria dictaminada por el ministerio de educación.  Si el docente decide no dar clase presencial cuando la entidad estatal lo requiera,  deberá renunciar o incurrir en sanciones muy posiblemente. Desde nuestro espacio, no queremos que lo anterior suceda, por lo tanto, proponemos modificaciones a las legislaciones que fuerzan a las personas a estas situaciones de falta de libertad. Por ejemplo, proponemos permitir la enseñanza en casa, que las maestras puedan ejercer de forma privada y permitir la creación de escuelas donde la currícula sea libre, sin que esto inhabilite el ingreso a universidades o terciarios.

Si bien lo anterior requiere modificaciones a nivel legislativo nacional, a corto plazo, aconsejamos a la municipalidad y COE que habilite a  profesoras para que puedan dar clases particulares. También que los menores puedan reunirse libremente en espacios públicos para socializar. O que se habiliten directamente las escuelas y se dé la posibilidad, a las personas que no quieran asistir presencialmente a la escuela, de hacerlo virtualmente.

Recordemos que el artículo 14 de nuestra Constitución Nacional profesa que todos los habitantes tenemos derecho a enseñar y aprender.

Te puede interesar