Ágora Político: Columna de la UCR - Demanda de trabajo entre jóvenes

ÁGORA POLÍTICO 13 de agosto de 2020 Por Referentes UCR
Tema de la columna: La demanda de trabajo entre jóvenes. [Publicado en la edición impresa del día sábado 8 de Agosto].
AGORA ucr

LA DEMANDA DE TRABAJO ENTRE JÓVENES

La edad en el ámbito laboral siempre es uno de los factores que condiciona la búsqueda de un nuevo empleo, como en otros ámbitos de la vida, por ejemplo, en sus dos extremos: las personas muy grandes, que buscan trabajo tienen dificultad, al igual que los muy jóvenes que recién intentan insertarse en el mundo laboral. La calificación que el mundo requiere hoy, estima sin dudas una preparación cada vez mayor.

Son los jóvenes los que tienen la fuerza laboral nueva, los que traen innovación y entusiasmo. Son también los llamados “millenials, centenialls” que traen con ellos una nueva forma del mundo del trabajo.

Según la estimación que podíamos encontrar hasta febrero de este año, se decía que la mitad de las personas que hoy están cursando su educación primaria, van a trabajar en empleos que aún no han sido creados. La cuarentena y el COVID han venido a ampliar esos márgenes, y a adelantar tiempos, seguramente quienes hoy están en la Universidad ya van a trabajar en empleos que aún no conocemos.

La resiliencia es sin dudas una gran ventaja que tienen los jóvenes para estos cambios, que el mundo impone cada vez con mayor facilidad; un claro ejemplo es que El COVID nos demostró por ejemplo la necesidad de la virtualidad en cientos de empleos, y en eso, en términos generales, podemos decir que las personas más jóvenes se han adaptado mejor en sus trabajos, porque tenían herramientas digitales con las cuales habían nacido. Para trabajadores que los encontró cercanos a jubilarse, significó sin duda un desafío, un nuevo aprendizaje, un familiar - joven- que le explique, que le instale aplicaciones en sus dispositivos, etc.

Son los jóvenes también, los que manifiestan que su edad es un impedimento para conseguir empleo, que las empresas les piden “experiencia previa”, pero tampoco se la ofrecen; son ellos que representan el 16% de la población mundial y que se enfrentan a los nuevos desafíos de este mundo laboral. Son los mismos jóvenes que cuando terminan su carrera profesional no encuentran su primer empleo.

La dificultad de la juventud en conseguir empleo, es un problema mundial, que en nuestro país se agrava por la situación económica. Por eso, desde nuestro lugar, entendemos que NO se puede buscar un culpable, sino que cada uno desde nuestro lugar debemos entender cómo aportar a solucionar este inconveniente.

En nuestra localidad podemos mencionar los programas de pasantías que de alguna forma las escuelas secundarias han promovido, porque sin dudas que les dan herramientas laborales, y para muchos termina siendo su primera experiencia de trabajo -por más breve que sea- y que muchas veces permite que esos mismos jóvenes sigan trabajando en esas empresas, o no, pero al menos han visto desde adentro una parte del mundo laboral.

El IFE, es una forma de asistencia económica del estado, más en tiempos de esta pandemia inusitada, para todas aquellas personas que no tienen o han perdido su trabajo (además de no poseer jubilaciones, pensiones, otros planes sociales asignados, entre otros requisitos),  por lo cual no representa una salida laboral, sino una manera de asistencia social para aquellos que más han sufrido esta situación que siendo de origen mundial, ha afectado a todos los países, pero particularmente al nuestro, teniendo en cuenta nuestros índices de pobreza y desocupación.

Para los jóvenes sin trabajo que pudieron obtener este beneficio, debería ser solo una ayuda momentánea, que no sustituya en el futuro la inserción en el mundo laboral al que todos deberían tener la posibilidad de acceder.

Te puede interesar