El peor trimestre climático desde 2008

Nación 10 de agosto de 2020 Por Juan Pablo Ioele
La situación del trigo en el sudeste cordobés no es la mejor, ya que como todo cultivo realizado en secano cuando no ocurren las precipitaciones necesarias para su implantación y desarrollo las noticias no son buenas.
3339651w1033

Arrancamos con los perfiles edáficos bastante desprovistos de humedad, condición importantísima cuando uno implanta cultivos de invierno, ya que la necesidad de tener una muy buena recarga es indispensable cuando le va a tocar transitar la época más seca del año (invierno) sin reservas.

Generalmente, en el sudeste de Córdoba, los otoños son lluviosos proporcionándonos en el suelo el almacenaje de agua necesario para afrontar el invierno, situación que este año no se dio ya que dependiendo de las localidades las últimas lluvias fueron en abril y varían entre 12 milímetros totales (Monte Buey) hasta 90 mm, más cerca de Marcos Juárez.

Frente a ese escenario, a mediados de mayo muchos productores decidieron anticipar la fecha de arranque y empezar a evaluar la humedad de los lotes que iban a trigo. Fue así como numerosos lotes con destino trigo se pasaron sobre lotes con rastrojos de maíz que tenían más humedad y se decidió también incorporar el nitrógeno presiembra especulando con que no iban a aparecer las lluvias para incorporar la fertilización nitrogenada. Como el efecto de las heladas es más intenso donde existe mayor cobertura, se realizaron muchos cambios a materiales con mayor tolerancia a frío.

Peor trimestre
El inicio de la siembra fue muy distinto al de las últimas campañas donde nos habíamos acostumbrado a sembrar en el barro. La condición de sequía se mantuvo hasta ahora, donde a hoy en mediados de agosto venimos sin ningún milímetro en el ciclo y con muy baja cantidad de agua almacenada en los perfiles. Entre mayo y julio tuvimos el peor trimestre desde 2008.

[Lee el artículo completo de La Nación haciendo click aquí]

Te puede interesar