Ágora Político: Columna del PRO - Relocalización de familias del IPV

ÁGORA POLÍTICO 07 de agosto de 2020 Por Leo Mondino y Lucía Macellari
Tema de la columna: Plan de relocalización de familias del IPV - Postura sobre la medida municipal. [Publicado en la edición impresa del día sábado 1 de Agosto].
AGORA pro

Desde Pro J. Posse expondremos nuestra postura sobre la decisión del concejo deliberante local de construir viviendas para reposicionar 10 familias. Estas personas sufrieron inundaciones, por lo tanto, la idea es construir en zonas del pueblo topográficamente más elevadas para disminuir ese riesgo.

Nuestro partido siempre apoya iniciativas y aprueba proyectos legislativos que faciliten el camino para que cada persona logre hallar su felicidad y completar su proyecto de vida, siempre que respete el proyecto del otro también. Tenemos claro que la gran mayoría de los individuos quieren tener la seguridad de vivir bajo techo propio. En general, la casa propia significa el resguardo de valor de años de trabajo de una familia.

Creemos que es uno mismo quien debe pensar y decidir que quiere hacer con el fruto de su esfuerzo. Lo que nosotros proponemos como partido es disminuir los impuestos y la carga tributaria en general. Así generaremos mas actividad económica al incentivar a las personas y empresas a ganar más dinero, de esta forma las mismas tendrán más capacidad de ahorro. Por lo tanto podrán tener más oportunidades de invertir o conseguir capital más barato (prestamos a tasas  de interés más bajas).

Como consecuencia de esta mayor inversión y mayor actividad económica,  también aumentará la demanda laboral y el salario, disminuyendo el desempleo y la pobreza. De esta forma, sin dudas, todos los possenses tendremos más oportunidades de tener casa propia. En contraste, no estamos conformes con que el municipio tome la responsabilidad de gestionar los créditos para las nuevas viviendas, ni que el mismo se encargue construirlas o supervisarlas técnicamente, comprar, vender casas y/o materiales. Lo anterior requiere de personal, tiempo, recursos que son siempre solventados, al fin y al cabo, a través de más impuestos a los possenses. Esas mismas actividades las pueden hacer personas o empresas con mayor calidad o a un mejor precio porque tienen los incentivos correctos, la competencia.

La municipalidad no compite contra nadie por realizar esas actividades, por lo tanto no tiene gran incentivo a ejecutarlas de manera eficiente. De esta forma volvemos a nuestra tesis de bajar impuestos, limitando las actividades en organismos públicos. Más actividad pública ineficiente, más impuestos y menos actividad económica de personas y empresas, y a la larga, más pobreza y menos casas.

Claro que hay situaciones de emergencia y catástrofes en las que las familias afectadas deben aclamar a la solidaridad de los vecinos y en última instancia al estado, pero nos parece que esta no es la situación.

Te puede interesar