Tristeza e impotencia: los sentimientos en Justiniano Posse

Justiniano Posse 31 de julio de 2020 Por Francisco Bianchi
El femicidio de Julieta del Pino en la localidad santafesina de Beravebú despertó muchos sentimientos entre las mujeres. 21 voluntarias dejaron sus respuestas para conocer la realidad local.
0028557264

Ubicado al sur de la provincia de Santa Fe y cercano al límite con Córdoba (sólo Chañar Ladeado lo separa de Corral de Bustos), Beravebú pasó a ser noticia nacional por el femicidio de Julieta del Pino. Esta localidad tiene 2.225 habitantes, lo que es prácticamente un tercio de población que tiene Justiniano Posse.

En este sentido, el caso de Julieta desenmascaró la falsa e ingenua creencia de que estos riesgos sobre las mujeres viven, únicamente, en las grandes ciudades.

Desde posdata abrimos el juego a las mujeres locales para conocer la realidad que viven en el cotidiano, ya sea a la hora de estar en Justiniano Posse o de mudarse a la ciudad.

21 mujeres se mostraron como voluntarias a responder una consulta anónima donde sólo fueron identificadas por edad, lugar de origen y residencia. Las edades oscilaron entre los 15 a 53 años, con una mayor cantidad de respuestas en la franja etárea de 21-30 años. Entre los lugares de origen fueron en su mayoría de Justiniano Posse, así como el de residencia. Sólo hubo un caso oriundo de Córdoba Capital y uno de Bell Ville; mientras que por residencia se sumaron dos en Córdoba y uno en Villa General Belgrano.

¿Qué sentimiento te generó el femicidio de Julieta del Pino? es la primera pregunta, de dónde nace el título del artículo. Tristeza e impotencia son los sentimientos más repetidos, pero también se nombró indignación, temor, miedo, rabia, dolor, repulsión, ira, bronca, angustia, enojo, inseguridad, preocupación y necesidad de justicia. Incluso una de las voluntarias respondió: “Si bien estoy acostumbrada (lamentablemente) y ya ninguna noticia en cuanto a femicidios me asombra porque es ‘normal’, me chocó un poco más. Tengo conocidos de ese pueblo y me enteré de su búsqueda. Desee que apareciera sana y salva antes de enterarme de lo peor. Que haya ocurrido en un pueblo tan chico y con alguien de mi edad que lo único que quería era cenar con la mamá después del trabajo me parte al medio. Me interpela (incluso) aún más”.

Las siguientes dos preguntas se pueden ver identificadas en los siguientes gráficos.

grafico1
grafico2

Entre los relatos sobre las situaciones hacen sentir en riesgo por ser mujer en el pueblo se mencionó:

“Generalmente cuando no veo nadie en la calle o cuando un hombre te mira cuando pasas y son horas que no circula gente”.

“En las mismas que en una ciudad aunque una crea que ‘por ser pueblo’ no sea tan grave. El volver sola cuando es tarde, que un auto vaya con poca velocidad cerca tuyo, que te griten o te digan algo...”.

“No sé si llamarlo riesgo, pero si la molestia de que muchas personas se crean con el derecho de hablar de vos, de tus características físicas, de tu trabajo. De la forma en que progresas, siempre mirando con desprecio y criticando, que seguro que el lugar fue ganado por favores sexuales...”.

“El descredito molesta, la opinión molesta, que te subestimen molesta, que te juzguen molesta, que impongan roles, molesta”.

“En cualquier momento en que estoy sola con un varón y demuestra tener más intenciones que las que yo tengo y no entienden el no. Que piensan que agarrarme los brazos para que no pueda empujarlos para atrás ya les da vía libre para pegarse a mi, tocarme, besarme o lo que ellos quieran. Aunque de vuelta la cara, aunque les grites que no a los ojos. Ese es un mínimo ejemplo pero MUY comun”.

“De chica me daba miedo que me siguieran porque una vez me paso que me seguían y me decían vulgaridades. De grande no tengo miedo por mi pero me da inseguridad que mi hija este sola en la calle de noche”.

“Ninguna situación puntual, solo el hecho de ser mujer te hace más vulnerable o con posibilidad de ser vulnerada”.

"Bajo las amenazas de un ex marido , los seguimientos y a veces vivir sola".

"Al andar sola, de noche".

"Cuando estoy sola".

"Antes el hombre era aún más grosero en la calle y te gritaban muchas cosas fuera de lugar. Tal vez hoy en día de cuiden un poco más lo que no quiere decir que busquen otras formas de hacerlo".

"Durante unos meses, unos años atrás, un policía me persiguió durante mucho tiempo, inclusive siguiéndome a mi casa o a la de mis familiares".

"Ya el hecho de ser mujer es riesgoso sin importar en el lugar que vivamos( pueblo o ciudad)".

"Riesgo por ser mujer se siento en muchas situaciones cuando te hacen sentir inferior o donde estás en condiciones de desprotección. Como en la calle, boliches, lugares de trabajo".

"Salir a hacer actividad física sola, a cualquier horario. Volver a casa de noche. Ponerme determinada ropa (ajustada). Recibir "piropos" o miradas, comentarios catadores que hacen referencia a roles dentro de la sociedad".

"Conozco muchos hombres, ex parejas de mis amigas o conocidos del mismo pueblo que han estado relacionados en temas violencia. Y es el miedo que ya se genera de que no estamos exentas, tranquilamente me puedo vincular con alguien que después termina siendo violento. De hecho, en mi pueblo hubo un caso de femicidio".

"Saliendo, caminando de noche y a la siesta que no hay nadie".

"Al volver sola a casa sobre todo en horarios nocturnos, por que hombres me insultan en las calles.."

"Te sentís juzgada y culpada en su mayoría por las propias mujeres. Cosa que es más aberrante todavía".

Mientras que en la ciudad, aunque en general se repiten respuestas similares, se puede sumar situaciones como:

“Caminando en la calle, subiendo a un taxi, conociendo a una persona (la paranoia se instala de tal manera, que te da miedo no saber con quién estás hablando)”.

“Idem al pueblo. Cambia las distancias y los espacios”.

"Andar sola en la noche, ya sea caminando, en auto o en bici, siempre da ese miedo".

"Cualquiera que implique una mujer sola en la calle".

"Todo el tiempo, pero sobre todo cuando camino por las calles sola".

"Lo mismo que detalle arriba, aunque al ser ciudad creo que el miedo se intensifica".

"Me siento en riesgo desde lo laboral, como ciudadana al salí a la calle".

"En todas, al pasar por una calle oscura, cuando estoy sola en un Remis/taxi/colectivo".

"En todo. Es un miedo que creo que, como sociedad, se nos ha inculcado y en toda situación me veo vulnerable, desde los acosos callejeros, hasta en un boliche sentirme vulnerable cuando le decis que no a un pibe y seguido de eso viene un maltrato o denigración, etc".

"En la escuela".

"Al salir de un lugar e irme sola a casa en la noche, cuando algún vehículo me sigue despacio hasta la cuadra de mi casa".

"Misma respuesta que la anterior. Quizás el hecho de estar en espacios/ambientes que no conozco o no me resultan familiares hace que me sienta con más temor".

Al ser consultadas sobre ¿Pensas que en algún momento vas a vivir tranquila en este aspecto? se dieron números más equitativos por el sí o el no, que no se habían dado en preguntas anteriores.

grafico3

11 mujeres dijeron que no, 9 dijeron que sí y una de ellas se abstuvo.

Entre las posibles soluciones se puede leer:

“Educación, educación y educación. En el hogar y la escuela. Cambio rotundo en la crianza de los varones sobre todo”.

“Más justicia y más conscientizacion en la sociedad”.

"En la Educación sobre todo y en la toma de conciencia".

“Creando espacios con profesionales en el que las mujeres podamos acudir ante cualquier situación que nos haga vulnerables. Denunciando”.

“Creo que el trabajo que venimos haciendo las feministas se va a ver reflejado, capaz yo no lo vea pero tengo la esperanza de que mis hijes puedan vivir los cambios culturales que se están dando”.

“Creo que llegó el momento donde las mujeres estamos unidas, protegiéndonos, y cansadas. Razon por la cual ya no nos callamos”.

“Aunque pienso que en estos momentos sería poco posible vivir tranquila por ser mujer, debido a situaciones de vulneración creo que la vía iría por la educación y sensibilización, cuestión que se comenzó a trabajar con la ESI”.

“En la formación diferente de los varones. Cambiando el sistema patriarcal”.

"Feminismo".

"Por el empoderamiento femenino y la necesidad de desarrollarse intelectualmente mejor".

La realidad de las mujeres, desde la voz de las mismas protagonistas. Para leer y trabajar la empatía.

Por último, también hubo un espacio para que cada una de las mujeres sume unas palabras que pueden haber quedado afuera del formulario, y desde Posdata también las queríamos compartir.

"Las mujeres debemos entender que debemos unirnos más entre nosotras y un día dejar de callar. Temo por el futuro de mi hija, no sé que esperar...."

"Las mujeres debemos tener empatía y solidaridad con las otras, pero sin atacar ni agredir a nadie, la violencia no suma..."

"Me preocupa mucho que mis hijas adolescentes anden solas por ahí. Creo que hay mucho descontrol, excesos de droga y alcohol que empeoran aún más las mentes perversas".

"Creo que hay que trabajar mucho en educación, romper moldes, hacer ver qué las cosas no son lo que eran, visibilizar las luchas, generar empatía y seguridad".

"Abrir los ojos y mirar desde la perspectiva de las nuevas generaciones".

"Eliminar de una vez por todas el concepto del género y los roles asignados a los mismos".

"Tenemos que entender de una vez por todas que no hay diferencias entre tu vida y mi vida".

"Es muy importante generar espacios donde se visualicen problemáticas y se escuchen las voces".

"Naturalizar ciertos comentarios o actitudes, todas respecto al cuerpo o la ropa, colocando a la mujer en posición de objeto. Reducir a la mujer a roles de cuidado y limpieza".

"La mayoría de las personas que ocupan cargos de poder son hombres, el cambio nunca vendrá de ellos".

"Que todo deriva a un comportamiento social, mientras el pensamiento de machista o los hombres golpeadores y violadores, sigan exsitiendo, creo que nunca vamos a conseguir la tranquilidad que queremos. No es odio al sexo masculino, la lucha es contra el machismo que en muchas cosas nos hace sentir vulnerables y frágiles. Desde un acto pequeño, hasta agresiones físicas".

"Creo que sin educación emocional las mujeres, en un porcentaje por supuesto, no van a poder salir de las situaciones de violencia. Es por eso que cada vez hay más!!"

Te puede interesar