Gerardo Barrera: "La nevada del 2007 es algo que se podía esperar"

Córdoba 11 de julio de 2020 Por Francisco Bianchi
En el día del Meteorólogo Argentino dialogamos vía zoom con Gerardo Barrera, quién cumple esta profesión en Teleocho Noticias, de la capital provincial. El recuerdo de julio de 2007 y cómo se vinculan esos fenómenos con las inundaciones del verano.
vlcsnap-2020-07-10-11h31m30s085

“Esa mañana nos despertamos, vimos todo blanco y estábamos construyendo la pileta. El fondo de la pileta que estábamos preparando para el verano, de golpe veíamos esta situación totalmente opuesta” responde Gerardo Barrera a la primera consulta sobre sus recuerdos del 9 de Julio de 2007.

No a todos los tomó por sorpresa: “Era algo que se podía esperar. Que nieve significa que concurran toda una serie de factores. Por un lado que haya una cierta humedad, y por el otro que haya movimientos en el aire con núcleos de aire frío que se mueven en otros niveles de la atmósfera, como un segundo y tercer piso. Son los que activan a la nubosidad para que sus componentes pasen de líquido a sólido, y ahí se producen estas nevadas”.

El lenguaje técnico de Barrera se mezclan con sus experiencias personales y el esfuerzo por enseñar de una manera didáctica factores del clima que exceden el lenguaje mundano. No todo es tan simple a la hora de consultar los pronósticos: “Yo evito dar tendencias climáticas porque es poner un título que no va a perdurar en el tiempo, ni en el día a día. Dentro de esa tendencia va a haber un montón de situaciones diarias para arriba y para abajo. Supone que te vas de vacaciones y me preguntas ‘Che, ¿se sabe algo del verano?’ y yo me ajusto a la tendencia. Te digo que va a ser un verano seco con menos días de lluvias. Te vas de vacaciones a Córdoba, llegas y llueven tres o cuatro días. Para vos el pronóstico no sirvió, pero cuando termina marzo capaz ves y sólo llovieron cuatro días. Justo esos cuatro días de vacaciones y el pronóstico de tendencia se cumplió”.

Sin embargo, y evitando apuntar hacia el futuro que se avecina para la región sudeste, si se pudo consultar acerca de cuál es el escenario que comienza a dejar el presente invierno en la región centro del país. Como respuesta a ello, Barrera se pregunta “¿Qué nos va a dejar este invierno? Nos va a dejar una superficie seca, porque enfría y no aporta lluvias. Eso más el aire del norte que también está carente de humedad, para mediados de agosto tiene que ser el cuerpo predominante. Seguramente vamos a notarla más seco de lo habitual y las primeras lluvias no van a ser tan importantes como uno espera que sea”.

La nevada del 9 de Julio fue una de las escenas más particulares que se presentaron en Justiniano Posse. El foco de preocupación no deja de estar en las fuertes precipitaciones que trajeron inundaciones a la localidad. Incluso ambos fenómenos están relacionados por el mismo núcleo de aire frío.

“Este verano me fui de vacaciones a la costa y pasé por Justiniano Posse porque entré en Bell Ville y empecé a bajar. Me acuerdo que hace unos años atrás tuvo grandes novedades con respecto a una tormenta fuerte con lagunas. Todas esas situaciones que son tan extremas siempre responden a un núcleo frío, a esos que realmente alteran la atmósfera de forma significativa. En invierno por nevadas donde habitualmente no cae nieve, y en verano producen estas tormentas de mayor intensidad de la habitual detalla Barrera.

Hoy será uno de los tres días de festejos que tienen los meteorólogos en el país. Se celebra el Día del Meteorólogo Argentino “y tiene que ver con la creación del Centro Argentino de Meteorólogos, para todos aquellos que han pasado por una carrera de grado en la universidad” (las otras dos fechas se relacionan a instituciones ligadas a la profesión). A él, su feliz día.

Te puede interesar