Ágora político: Columna de la UCR

ÁGORA POLÍTICO 29 de junio de 2020 Por Gerardo Zuin, intendente radical y referente UCR
El espacio Ágora Político tuvo su segundo capítulo en la edición 27-06: el tema de reflexión fue "Tres meses desde el primer anuncio de Cuarentena Social, Preventiva y Obligatoria. Consecuencias y beneficios sanitarios y económicos". A continuación, la columna del espacio radical publicado el pasado sábado.
sfd
Columna del intendente Gerardo Zuin (UCR).

La pandemia provocada por el virus Covid-19 fue de tal magnitud que paralizo prácticamente el mundo entero. Los países reaccionaron de diferentes maneras, a veces aplicando las mismas medidas, en otros casos opuestas, muchos con temor, otros con superficialidad, con aislamientos más cortos, más largos, probando diferentes drogas ya existentes, combinando tratamientos que se aplican a otras virosis, llevando ya, millones de infectados y miles de muertos. 

Pero más allá de lo que pensemos individualmente, lo que no podemos negar es la existencia del virus, su capacidad de circulación y su infectividad.

Las medidas de prevención, fundamentalmente el aislamiento social, el distanciamiento, la ausencia del saludo con el apretón de manos, el abrazo, el beso, trajo experiencias jamás vividas y cuyo impacto seguramente se verá con el correr del tiempo.

Asimismo, esta pandemia, trajo aparejada un enorme esfuerzo de los gobiernos Nacional, Provincial y Municipal, elaborando protocolos, prioridades, autorizaciones y prohibiciones, obligándolos a diseñar políticas de emergencia, fortalecimiento y reestructuración de los sistemas de salud, en primer lugar, luego de asistencia social a aquellos sectores que sufrieron las más largas prohibiciones para trabajar, administrativos para sobrellevar los servicios impostergables esenciales y vitales para la comunidad, todo en el marco de una retracción lógica de la economía, porque este aislamiento obligatorio, trajo aparejado un freno a vastos sectores del trabajo y de la producción, con la consecuente caída en la recaudación local, provincial y nacional, obligando a los estados, en este caso el municipal, a implementar una política de cuidado y conservación de sus recursos económicos, pero a su vez liberando parte de los mismos en asistencia social, alimenticia, crediticia, y de acompañamiento en la implementación de todos los protocolos exigibles cuando se empezaron a liberar las diferentes actividades. 

Además, se les otorgó, a los municipios, el control de ingresos, estadías, cuarentenas, primero de vecinos que volvían de países extranjeros, luego de diferentes partes de nuestro país, superando a este momento los 200 possenses controlados.

Las medidas de prevención básicas, efectivas y económicas, siguen siendo fundamental para evitar el contagio y la propagación de la enfermedad: distanciamiento social, uso de tapabocas e higiene permanente de manos, pero estas medidas serán vanas sino las acompañamos con la responsabilidad necesaria para protegernos nosotros y nuestros vecinos.

Hay que señalar que ahora dependemos, y mucho, de nuestro propio cuidado, de observar y hacer observar estas medidas de prevención, en todos los lugares donde debamos interactuar entre personas, y estar preparados para enfrentar, con serenidad, rapidez, efectividad y responsabilidad ante la no deseable, pero quizás posible, aparición de nuevos casos en nuestra comunidad. 

Cuidándonos entre todos, cumpliendo cada uno con su función, estamos seguros que saldremos de esta amenaza de la mejor manera y con los menores daños posibles.

Te puede interesar