Zuin puso el foco en el barrio San Martín

Justiniano Posse 16 de marzo de 2021 Por Francisco Bianchi
Como reza el título, este 2021 tuvo el foco en el Barrio San Martín. Después del asombro y la novedad que fue escuchar la inauguración de la jefatura de gabinete en la localidad (tan emparentada con la Capital Federal), el siguiente anuncio que movió las aguas de la opinión pública local está en este sector este del eje urbano.
157123598_4002540959807466_4208031759254982380_n
La firma de Gerardo Zuin con el secretario Martín Gill.

Es, quizás, el talón de aquiles de las gestiones zuinistas. Y un poco así lo marca el diálogo que Periódico Posdata mantuvo con Juan José Blanco, vecino de la cortada Falucho. Sin embargo, el inicio del presente marzo marcó una segunda oportunidad para el actual departamento ejecutivo con esa zona urbana de la localidad.

El día viernes 4 de marzo, con el cierre de la última edición de Periódico Posdata, según informan los canales oficiales de la Municipalidad “el Intendente municipal, Dr. Víctor Gerardo Zuin firmó un convenio con el Secretario de Obras Públicas de la Nación Martín Gill. La obra de un monto de 15.000.000 aprox. forma parte del Programa ‘Argentina Hace’ y corresponde al adoquinado del Barrio San Martín”.

La fotografía de Zuin firmando el acta junto al ex mandatario de Villa María parece ser el sustento necesario para acompañar parte de las palabras que hizo mención en el discurso inaugural, al asegurar que la cuadrilla que se encuentra trabajando en la calle Chile se va a dirigir directamente al barrio San Martín para no salir hasta completar todas las cuadras con cordón cuneta.

Como es habitual, el municipio también complementó esa información con un video institucional en el que se explica la continuidad de obra que se llevará adelante.

Primero se implementarán quince cuadras de cordón cuneta en el sector sur del barrio mencionado. Es decir, sobre las calles Maipú, Vélez Sarsfield y Avenida La Tablada; en el cuadrado que forma entre las calles Antártida Argentina y Presidente Roca.

Estas quince cuadras iniciales contemplan las tres cortadas que hay en el sector: una entre Colón y Presbitero Gutiérrez, una que son dos cuadras uniendo La Tablada y Vélez Sarsfield, más la restante que une Maipú y Vélez Sarsfield.

Una vez finalizada esta primera etapa, del sur pasará al sector este del barrio. Son cinco cuadras de la calle Antártida Argentina (paralela a la Circunvalación), entre Vélez Sarsfield y 9 de Julio, donde hay una de las salidas del eje urbano con destino a Defensores de Juventud.

Por último, quedan de completar unas doce cuadras sobre el sector norte.

Las mismas son aquellas incluidas entre la Avenida del Libertador y calle Lamadrid. Son las cuadras que comprenden el sector que va desde Avenida Lavalle hasta el extremo este con Antártida Argentina.

Allí, en este último paso, se incluirán las tres cuadras de la cortada Falucho y sus diferentes conexiones. Esta arteria dentro del eje urbano siempre fue un déficit del departamento ejecutivo, más allá de las gestiones consecutivas de Zuin.

Serán 32 cuadras que quedan pendientes de cordón cuneta, y que totalizarían de esa manera el 100% de servicio para el Barrio San Martín.

El programa “Argentina Hace” tiene también en carpeta a un proyecto referido al canal de la Avenida La Tablada con la intención de poder finalizar esa obra (hay intervención de Recursos Hídricos para su aprobación); mientras que el restante apunta a una solución en materia de hábitat, pero que genera menos optimismo por lo que demanda para su aprobación.

Se están completando las esquinas restantes para la finalización de obras de cordón cuneta en el sector oeste de la localidad. Las mismas son la calle Chile en esquinas con 25 de Mayo y 9 de Julio. También se finalizaba sobre la extensión de la misma 9 de Julio hasta Boulevard Córdoba y el cruce con la calle Centenario. Eran las cuadras finales de ese sector antes de pasar a lo desarrollado en el artículo principal con el Barrio San Martín.


Una deuda histórica del ejecutivo local

Diálogo con Juan José Blanco, vecino del Barrio San Martín.

El Barrio San Martín es uno de los más tradicionales e históricos dentro de Justiniano Posse, y siempre fue el sector mencionado cuando se reclama un punto flojo en las gestiones municipales, más allá de quién esté ocupando el cargo de intendente y el color político de quién represente. Por eso quisimos conocer más sobre el día a día y las demandas que existen.

“Siempre me sabía cargar Pedro Patricelli que decía ‘el que quiere ser intendente acá en Posse, que diga que va a pavimentar la cortada y gana tranquilamente’” recuerda Juan José “el Negro” Blanco sobre la historia de la cortada Falucho, uno de los pasajes más identificados con la localidad y el barrio San Martín en particular. Y dentro de su repaso histórico menciona que “hubo un año, cuando fue el intendente el Doctor Recchia había dicho que quería pavimentar estas tres cuadras de la cortada, y hasta hicieron un plan de pago que no recuerdo cuantas cuotas eran. La gente fue pagando pero cuando fueron a las elecciones, y fue intendente Paoloni, cambiaron de planes y dijeron que estas tres cuadras no entraban en el plan para pavimentar”.

Y desde esos años hacia esta parte, dicho sector de la localidad fue una deuda pendiente que tuvieron los intendentes en relación a la mejora de la infraestructura vial. “Creo que la cortada Falucho debe ser una de las más antiguas que hay en Justiniano Posse y la única obra que le han hecho son las luces LED, que fuimos una de las primeras que se colocaron acá en el barrio” recuerda sobre las gestiones llevadas adelante en la calle donde él reside, ya en períodos zuinista.

Si bien destacó en varios pasajes del diálogo que él “no se puede quejar de la gestión de Zuin” asegura que vio el anuncio en el noticiero pero no lo sorprendió porque ya habían comenzado los rumores de que la intención política existía.

“Yo tengo 64 años, y ya he votado varias veces. Siempre prometieron algo para la cortada y nunca cumplieron”, recordando los adoquines que fueron utilizados para el barrio IPV y la Terminal de Ómnibus, y que asegura que en un primer momento eran para la cortada.

“Hasta que no lo vea no lo creo” es escéptico sobre el tema en cuestión, y agrega remarcando sus raíces en la Falucho que “no tenemos gas natural, tenemos tubos de garrafa; pero no me quejo porque el resto tenemos todo. Por parte de la Cooperativa Eléctrica tenemos fibra óptica, televisión... sólo nos faltaría una solución para cuando llueve. El cordón cuneta es una solución, y es una obra que hace años que estamos esperando”.

¿Sería lo que te dejaría tranquilo como vecino?

“Quiero verla que la empiecen, porque no vaya a ser la cosa que vuelvan a faltar los adoquines” insiste sobre ese punto. El anuncio está hecho y el movimiento debería comenzar en los próximos días. Blanco por su parte concluye que “antes de morirme quiero ver la cortada con cordón cuneta y adoquines”.

Te puede interesar