Conoce cómo trabaja el Punto Mujer en J. Posse

Justiniano Posse 10 de marzo de 2021 Por Francisco Bianchi
La inauguración del Punto Mujer en Justiniano Posse abre una posibilidad para combatir la problemática de la violencia de género que hoy, a nivel país, es una de las principales preocupaciones sociales: en lo que va del año hay una víctima de femicidio cada 23 horas. Diálogo con la responsable del área, Pamela Márquez.
157008385_1678904818965539_7427308805120221127_n
Pamela Márquez, titular del Punto Mujer, en la concentración del 8M.

El día jueves de la semana pasada, en la previa al día de la mujer, la trabajadora social Pamela Márquez, flamante responsable del espacio, recibió a Periódico Posdata en su oficina de trabajo dentro de la Municipalidad para detallar el trabajo que ya se realiza desde su inauguración: “Ya tuvimos dos casos de consulta la semana pasada. Las personas se van dando cuenta de que hay cosas que no les gustan, cosas que pasan en su casa y le hacen ruido. Entonces te vienen a consultar ‘¿esto es violencia o es normal?’. Seguimos con casos de violencia que ya veníamos trabajando, pero el hecho de conocer el Punto Mujer vinieron a consultar. Una sola de esas terminó en denuncia después de la intervención psicológica; la otra fue consulta, como asesoramiento”.

El caso de esa denuncia realizada el último fin de semana fue el ejemplo de referencia para conocer el procedimiento que se aplica.

“El primer paso es venir al Punto Mujer si es consulta; sino, si la violencia ya está instaurada, ya directamente es la denuncia a la comisaría, de ahí pasa a la jueza de paz y ella a nosotras, como Punto Mujer. Vuelve nuevamente el caso, pero ya respondiendo a las órdenes del Juzgado de Bell Ville” comenta Pamela, que afirma que es un trabajo “interdisciplinario: policía, jueza de paz, nosotros, psicólogas”.

Periódico Posdata: Ya que tuvieron el primer caso, anduvo bien aceitado el procedimiento?

Pamela Márquez (Punto Mujer): “Anduvo bien. Fue un fin de semana, vinieron trabajadoras sociales y psicólogas de guardia y se hizo todo en el momento. La persona sigue con el abordaje psicológico desde la Municipalidad, pero el procedimiento fue todo en el momento”.

PP: Con los casos a nivel nacional se cuestiona mucho la demora que tiene el proceso judicial, ¿acá fue breve el lapso?

PM: “En ese caso fue breve, y obviamente nosotros quisiéramos que sea siempre en el momento de forma breve, rápido y que se dé la solución que la persona necesita; pero tenemos que ir respetando los pasos del procedimiento. Sí está bueno que apenas se hace la denuncia, la jueza de paz toma la medida cautelar sea de restricción o exclusión del hogar”.

PP: ¿Tiene efecto inmediato?

PM: “Sí, de inmediato. Antes eso lo hacía el Tribunal de Bell Ville, pero como los casos iban aumentando cada vez más en los pueblos le dieron la potestad a los jueces de paz para que ellos tomen esa medida inmediata”.

PP: ¿Este tipo de problemáticas ya era común desde hace un tiempo atrás o empiezan a aparecer los casos en los últimos años?

PM: “Yo hace trece años que estoy en acción social y todo el sistema fue cambiando. Lentamente, pero para mejor. Yo creo que es como dijo Albano (Martinatto, secretario de acción social): nosotros teníamos muy naturalizado ciertas cosas por patrones que teníamos desde nuestros abuelos y padres. Era natural lo que era el patriarcado. Ahora hay actitudes que antes eran naturalizadas que ahora las mujeres se dan cuenta que no es normal, que es violencia. La violencia no hace falta que sea un golpe, es esto de controlar, obligar... Tratamos de trabajar sobre todo la prevención de la violencia en el noviazgo porque es ahí donde arranca: ‘dame la contraseña de las redes sociales’, ‘no te pongas esta ropa’, ‘deja de juntarte con estas personas’. Esos son hechos de violencia y que después llega a una denuncia o se siga agravando. Yo creo que sí, desde hace un tiempo no sé si hay más casos pero segura que se anima más a denunciarlo. Se da cuenta de esto, esta desnaturalizando lo que venía siendo normal de la madre o la abuela. Ahora no, eso fue pasando y hay más lugares que las escuchan”.

PP: Entonces, ¿la recomendación sobre esto es que ante la duda se tiene que consultar en el Punto Mujer?

PM: “Ante la duda, si es que hay algo que te hace ruido o no te estás sintiendo bien, sí. Acá le ofrecemos de lunes a viernes de 08:00 a 13:00, todas las mañanas Romina (Balladares, trabajadora social) y yo, más las psicólogas todas las mañanas (Fabiana Albera, Laura Perrone y Claudia Bosio), lo podes consultar acá. A lo mejor en el momento es una escucha y después te da un turno para que lo vayas trabajando. Si no te sentís bien, no te gusta o estás incómoda que vengan a consultar; no tenemos la verdad de todo, pero podemos ir acomodando porque el círculo de la violencia te va cegando, lo naturalizas, te haces cargo... y no. No sos la culpable, no es normal ni te tiene que pasar”

PP: El Polo de la Mujer en Córdoba sacó un comunicado sobre la deficiencia de recursos para dar respuesta a las demandas, ¿ustedes trabajan con fondos provinciales o municipales?

multimedia.normal.ad577c7b5ac91231.706f6c6f206465206c61206d756a65725f6e6f726d616c2e6a7067Violencia de género: "No ofrece soluciones suficientes"

PM: “Son todos recursos municipales; el Punto nos dio el contacto directo con el Polo de la Mujer que ayuda a situaciones de abuso, que tiene que ir directamente allá agiliza la gestión. También tiene muchas becas económicas para personas que pasan por una situación de violencia, porque se tienen que ir de la casa por el alquiler o subsidios por si te tenés que ir sola. Lo otro es todo municipal, es un área más municipal”.

Te puede interesar