La anécdota del Mundial entre Demichelis y Sabella

DEPORTES 09 de diciembre de 2020 Por Francisco Bianchi
En el último mes de abril, el possense estuvo presente de manera virtual en el programa de Sebastián Vignolo. Allí contó una anécdota que lo relaciona a él con el ex entrenador argentino, fallecido en la jornada de ayer.
f210ef7a07e34eaebdd392179fb8587c
Martín Demichelis junto a Alejandro Sabella.

Martín había sido suplente de Federico Fernández durante toda la fase de grupos y en el choque de octavos de final contra Suiza. Sin embargo, Alejandro Sabella se jugó por él y lo transformó en integrante de la zaga central junto con Ezequiel Garay a partir del choque de cuartos de final ante Bélgica y los posteriores contra Holanda y Alemania. Si bien soportó estar en el banco durante la parte inicial del torneo, una frase de Ruggeri en televisión lo hizo reaccionar.

“Oscar, dejame contarte una anécdota del Mundial que vos seguramente ni te acuerdes. Siempre te tuve gran admiración. Y a mí se me estaba pasando el Mundial. No aguantaba más la situación. Siempre respeté lo de la suplencia y uno en el momento que venía el equipo no puede mostrar un descontento. Pero honestamente, con mi personalidad había algo que ya no aguantaba más. Me acuerdo que entrenábamos a la tarde y me fui a dormir la siesta. Transpiraba, no podía ni dormir. Y agarré el teléfono: me había escrito un gran amigo del pueblo. Me dijo: ‘¿Viste lo que dijo Ruggeri?'. No, estaba durmiendo... Vos en el programa del mediodía habías dicho: ‘Yo soy Demichelis, a los 34 años, se me está pasando el Mundial, voy y le tumbo la puerta a Sabella y le digo me ponés, me ponés y me ponés’”, recordó.

“¡Y bueno, tomé coraje! Si Ruggeri dijo algo así, me dio la posibilidad de tomar coraje”, confesó. “Pero me quedaba un entrenamiento por la tarde. Tenía que hacerlo bien: te imaginas que vas y te entrenás mal, ¿qué vas a ir? Me salió un gran entrenamiento y entonces cuando termina Alejandro se me escapa. Me queda Claudio Gugnali (ayudante de campo) ahí picando cerca. Entonces le digo: ‘Claudio, esta noche quiero hablar con Alejandro’. Y Claudio ya entendió por dónde venía la situación”, continuó su relato.

“Yo esperaba cenar con el equipo y, posteriormente, le iba a ir a tumbar la puerta a Alejandro. Cinco minutos antes de la cena lo llaman a Leo (Messi), se retira un poco del lugar donde cenábamos y después me llama aparte al llegar a la mesa y me dice: ‘Micho, el entrenador va a hacer un cambio y te va a poner a vos’. ¡Así que me salvé de tumbarle la puerta! Si iba, era culpa tuya”, culminó entre risas su anécdota.

Te puede interesar